El señorial camino de ronda de Sant Feliu de Guíxols a S’Agaró

Platja de Sant Feliu de Guixols.
Hostal Gavina de S'Agaró.
Platja de S'Agaró.

Hoy os hacemos una propuesta de aquellas rapiditas, una salida para hacer cualquier mañana o tarde de este verano, para sentir la Costa Brava muy cerca, y respirar profundamente. Se trata de coger el camino de ronda de Sant Feliu de Guíxols, seguir toda la costa caminando y llegar a la cala Sa Conca de S’Agaró. Un trayecto corto y sinuoso, de unos dos kilómetros y que se puede hacer en una hora, tranquilamente, disfrutando del mar y la compañía entre pinares y matorrales.

Un trayecto corto, sinuoso, entre pinos y matorrales

Iniciaremos el paseo en la misma playa de Sant Pol de Sant Feliu de Guíxols, destacada por sus casitas de colores que los bañistas pueden alquilar y que los visitantes no pueden dejar de fotografiar. Seguidamente nos dirigiremos hacia el norte, dirección S’Agaró.

Família a les cases de la platja de Sant Pol de Sant Feliu.
Les famoses casetes de la platja de Sant Pol de Sant Feliu

El camino es ancho, sencillo y perfecto para pasear con niños o personas mayores. Es cierto que hay algunas escaleras, pero contamos con bancos y zonas donde sentarse y miradores que nos regalan unas vistas fascinantes. A lo largo del recorrido podemos observar el mar y sus calas que invitan a bajar y regalarnos una zambullida, antes de seguir con el camino. Y no dejéis de observar las diferentes casas señoriales que encontraréis durante el recorrido, y que dan esta pincelada tan pintoresca a los distintos rincones que vamos encontrando.

Platja de Sant Pol a Sant Feliu de Guíxols.

Bordearemos la punta d’en Pau al final de la bahía, la cala del Vaixell, las llanuras de cala Pedrosa y la misma cala Pedrosa, una pequeña playa de arena gruesa. Y a continuación, llegaremos al mirador de S’Agaró, del que seguro os habrán hablado.

Si continuamos con nuestro objetivo, pasaremos por las calas Font y de les Vaques, donde se pueden ver fácilmente erizos de mar. Una vez pasado todo su tramo rocoso, nos encontraremos en la cala de Sa Conca y ya habremos llegado a nuestro destino.

Passeig de S'Agaró

Este tramo de Sant Feliu en S’Agaró es rápido de hacer, interesante y de una gran belleza por todas las construcciones, arcos y el entorno que iremos encontrando a lo largo del camino. Siempre hay quien aprovecha la zona para practicar deporte, caminar un rato o, simplemente, ir a contemplar el paisaje. La facilidad para llegar, aparcar cómodamente y hacer esta preciosa y corta ruta, hace que la repitamos una y otra vez. ¿Os pasará lo mismo?

Fotos: Xevi F Güell, Hotel la Gavina, Oscar Vall, Pere Carreras, Arxiu d’imatges PTCBG