Construcción de iglús de nieve y hielo en La Molina

Si os gusta la nieve y dejáis que os sorprendan los retos, el 19 y 20 de febrero tenéis una cita en La Molina, donde os espera una actividad muy singular y recomendable.

¿Quieres aprender cómo se hace un iglú de nieve?

En la nueva edición del Ohmamiglú, y ya van 24, de jornadas dedicadas a la construcción de iglúes con bloques de nieve.

Los especialistas son los miembros de la asociación de constructores de iglús de Catalunya, que harán una espectacular demostración de corte de hielo y arquitectura polar, para crear a lo largo del día unas construcciones alucinantes, dignas de los cuentos fantásticos ambientados en el Polo Norte. Si aprovecháis el día para esquiar en La Molina, que tiene cerca de 40 pistas abiertas para todos los niveles, acercaros hasta su parque de nieve para seguir la evolución de estas obras maestras hechas tan sólo con hielo y nieve. Veréis cómo sus creadores, sierra en mano, van creando los bloques de hielo que amontonan de manera estratégica para crear unas originales casitas con forma de cúpula, donde también pasarán la noche.

Y al día siguiente, el domingo 20 de febrero, todos los visitantes que lo deseen podrán entrar a verlas desde dentro, apreciar todos los detalles de la construcción con nieve e incluso quedarse un rato en su interior emulando la vida esquimal. Aunque no sea estrictamente una competición, al final de la jornada se determinará cuál ha sido el iglú más original y el mejor construido.

Paseo nocturno en telecabina y bajada esquiando a la luz de la luna

El mismo sábado 19 de febrero tenéis una gran oportunidad de vivir una experiencia única, con el paseo panorámico nocturno en el Telecabina Cadí-Moixeró, que os llevará hasta la cota más alta de la estación, a más de 2.500 metros.

esquí nocturno en la Molina

La vista que os espera es absolutamente fascinante, y memorable será también la cena en el restaurante del Niu de l’Àliga (con reserva llamando al 605 842 992) y la posterior bajada esquiando, hacia las diez de la noche, bajo la luz de la luna y con el acompañamiento de un guía.

Fotos: Associació de constructors d’iglús de Catalunya y La Molina