La Ballena Alegre es el camping más sostenible de Europa

La constante inversión y la decidida apuesta de los campings de la Costa Brava y el Pirineo de Girona para ser cada vez más sostenibles, están obteniendo importantes resultados. Y también destacados reconocimientos, como el que este enero ha recibido el camping La Ballena Alegre, de Sant Pere Pescador, con el galardón que le acredita como mejor establecimiento europeo en la categoría de sostenibilidad y conciencia medioambiental.

Se extrae energía de perforaciones en el suelo para climatizar las inatalaciones

Este premio llega de la mano de la prestigiosa asociación ADAC, de referencia en Alemania y que cada año organiza estos premios conocidos como los “Oscars de los campings”. La gala se ha celebrado en Stuttgart y la candidatura de La Ballena Alegre, que competía con un camping de Dinamarca y uno de los Países Bajos, ha convencido al jurado por su exitosa combinación de lujo y camping moderno, con la protección sostenible del medio ambiente

Según el veredicto, a través de numerosas medidas los impulsores de este camping de cinco estrellas se esfuerzan por lograr el objetivo de reducir la huella de CO2, y lo hacen con mucho éxito: se ahorran más de 100 toneladas de CO2 al año gracias a diferentes medidas como la puesta en funcionamiento de 14 perforaciones geotérmicas que permiten extraer energía para climatizar los restaurantes y otras instalaciones del camping.

Además, los bungalows y agua caliente de las instalaciones sanitarias funcionan con energía solar, ya que un sistema híbrido combina la energía solar con una batería y un sistema de bomba de calor, haciendo que los bungalows sean autosuficientes energéticamente en un 85%. Y en paralelo, los campistas pueden cargar sus vehículos eléctricos en diversas estaciones de carga rápida gratuitas que se encuentran repartidas por la superficie del camping.

Más campings de Girona, protagonistas en Europa

En la misma gala, el camping Salatà de Roses quedó finalista en la categoría de accesibilidad y cambio demográfico, y el camping Empordà de l’Estartit quedó finalista en la categoría de mejor camping familiar. Una muestra más de la excelencia de los campings de la Costa Brava, que siguen con su apuesta firme con inversiones importantes para seguir siendo líderes y seguir mejorando la calidad de los establecimientos, sobre todo para hacerlos aún más sostenibles teniendo en cuenta los retos planteados con el cambio climático.

A la mateixa gala, el càmping Salatà de Roses va quedar finalista en la categoria d’accessibilitat i canvi demogràfic, i el càmping Empordà de l’Estartit va quedar finalista en la categoria de millor càmping familiar. Una mostra més de l’excel·lència dels càmpings de la Costa Brava, que segueixen la seva aposta ferma amb inversions importants per continuar essent capdavanters i seguir millorant la qualitat dels establiments, sobretot per fer-los encara més sostenibles tenint en compte els reptes plantejats amb el canvi climàtic.