Ascensión al Puig d’Afrou, mirador de la Selva i el valle del Ter

Pasando por la llanura de la Selva, en dirección a la Garrotxa, seguro que habréis visto una cima singular justo al dejar atrás La Cellera de Ter. Singular por su perfecta forma cónica, la típica de una montaña que habríamos dibujado todos cuando éramos pequeños. Y singular también porque es muy probable que por encima suyo hayáis visto volar parapentes, ya que tanto desde esta cima del Puig d’Afrou como desde su vecina montaña de Santa Brígida, saltan muchos parapentistas que aprovechan las condiciones climatológicas a menudo favorables para disfrutar de este deporte de aventura.

Excursiones por La Selva

Esta vez os proponemos la subida a pie al Puig d’Afrou, una cima de 811 metros y que os ofrecerá unas vistas espectaculares de la comarca de la Selva, con la posibilidad de ver el Pirineo de Girona, la Costa Brava, el valle del Ter, la cordillera del Collsacabra y la llanura ampurdanesa.

Rutas por La Selva

Empezaremos la ruta desde el pueblo de La Cellera de Ter, en el parking de las escuelas, y seguiremos las indicaciones de color azul que pronto nos llevan hacia unos bosques de castaño que nos permitirán empezar a ganar altura. La caminata supone un desnivel de casi 700 metros, por lo que calcémonos bien, y aseguraros de llevar provisiones para pasar una buena matinal de excursionismo.

El camino se adentra por los bosques y de vez en cuando cruza la pista forestal que también lleva hasta la cima, así que si deseáis hacer un tramo por carretera de tierra la podéis coger hasta que decidáis retomar los senderos que veréis en las indicaciones. Al subir, pasaréis por el Oratorio de Sant Pelegrí y Can Vinyes, y si el último tramo lo hacéis por la pista también veréisLa Ferreria.

La Selva turismo

Una vez en la cima, recuperad fuerzas y disfrutad de este mirador natural y de la belleza de su paisaje, que ahora nos regala unas intensas tonalidades de otoño.

La vuelta la haremos siguiendo de nuevo las marcas azules, que nos llevarán hasta poco antes de la entrada del pueblo, donde ya habremos cambiado el bosque por campos de cultivo, y nos desviaremos para pasar por Can Bertran y llegar al punto inicial, en las escuelas de La Cellera.

El tiempo estimado para realizar la ruta son poco más de 3 horas.

Una variante más larga de la caminata es desviarnos durante la bajada hasta llegar al pantano del Pasteral, donde podemos visitar el dolmen de Colldegria y las cuevas del Pasteral, unas minas de mármol abandonadas que conectan con un laberinto subterráneo, sólo accesible para espeleólogos. Desde este punto, regresaremos hasta La Cellera por el caminito que discurre en paralelo a la carretera C-63.

Fotos: La Selva Turisme y Wikiloc