La riqueza paisajistíca del Pla de l’Estany

Si os decimos “Pla de l’Estany”, probablemente enseguida os venga a la cabeza el lago de Banyoles. Y efectivamente, no os lo podéis perder, pero debéis saber que la comarca ofrece una gran variedad de propuestas y os queremos detallar algunas para que os adentréis en este territorio tan singular. Tanto si ya las conocéis como si habéis oído a hablar de ellas, vale la pena descubrirlas de nuevo, porque según la época del año encontraréis un paisaje bien distinto.

Con Banyoles al frente, la comarca es una fuente inagotable de descubrimientos del entorno natural.

La vuelta al lago de Banyoles

Pues precisamente empezaremos hablando de hacer la vuelta al lago, uno de los paseos más conocidos y frecuentados de la zona, tanto por los visitantes como para los mismos habitantes. Es una ruta muy bonita y sencilla de hacer, de aproximadamente unos siete quilómetres y que con una hora y media habréis completado (dependerá de las paradas). El recorrido es llano y rodea el lago, lo podéis hacer en bici, andando, con el cochecito y con los más pequeños de casa, ya que sus patos, la flora y la fauna de la zona es un punto de interés para todos los públicos y especialmente para los más pequeños.

Panoràmica de l'estany de Banyoles.
El lago de Banyoles es el más grande de Cataluña, con una riqueza paisajística y ambiental única para pasear y disfrutar.

El punto de encuentro suele ser la oficina de turismo de Banyoles, aunque también podéis empezar en el Parque de la Draga. Son dos lugares con bastante aparcamiento y fáciles de localizar si no habéis estado nunca. Junto a la oficina de turismo encontraréis barquillas de madera con remos que podéis alquilar durante un rato y remar por el lago. ¡Os animamos a hacerlo! Es toda una experiencia y tendréis otra perspectiva paisajística.

El Pla de l’Estany desde una nueva perspectiva

Cuando hayáis visto el lago desde dentro, es momento de conocer su entorno. Caminaréis dirección los Banys Vells, donde podréis hacer parada y desayunar o merendar, y disfrutar de las magníficas vistas. Seguidamente, os tendréis que dirigir al Parque de la Draga, donde hay unos yacimientos neolíticos; pasaréis por la caseta de madera, que es un punto de libre acceso de baño en verano, hasta llegar a la Torre del remo. Aquí, podréis subir y ver las vistas desde el norte del lago. Seguidamente, iréis hacia el Bosque de Can Morgat, donde encontraréis diferentes miradores. Pasaréis por la iglesia de Santa María de Porqueres desde donde podréis desviaros y hacer la ruta que sube hasta la cima Puig Clarà. Este recorrido, de dificultad media y de unos ocho kilómetros (dos horas aproximadamente, sin contar las paradas) os hará llegar a la espectacular cima Puig Clarà, de 312 metros de altura, desde donde podréis observar Banyoles y el lago, e incluso, las cimas de la Garrotxa, l’Albera, la Sierra de Verdera y els Àngels.

Desde el lago también podéis tomar el camino que os llevará a adentraros en la ruta de la Puda y las Estunes, y que regala un paraje singular y espectacular, que estamos seguros, no os esperaréis encontrar.

Santuari de Roca Corba
Santuario de Rocacorba

Otra propuesta muy interesante de hacer desde Banyoles es llegar hasta Rocacorba. Podéis hacer parada en su Santuario y subir hasta la cima más alta donde encontraréis una antena de comunicaciones y desde donde podréis observar, desde una rampa de salida de los parapentistas, las magníficas vistas que nos ofrece esta cumbre de 1.000 metros de altitud. Esta ruta se puede hacer a pie, en coche o en bicicleta. Y desde aquí arriba, Costa Brava y Pirineu de Girona. Todo el territorio a vuestros pies.

Las Cuevas de Serinyà

Y ahora, si nos alejamos de la capital de la comarca por la carretera dirección Serinyà, encontraréis las Cuevas de Serinyà, un paraje único donde descubriréis cómo vivían los cazadores recolectores de la prehistoria. De hecho, es el mejor yacimiento de la Europa occidental para conocer bien el paso del hombre de Neandertal al hombre moderno.

Estas son algunas de las rutas más conocidas de la zona y que destacamos hacer, pero en la web de turismo del Pla de l’Estany encontraréis otras de muy interesantes. Acabaréis enamorados de la zona y no nos extrañará nada que repitáis la experiencia.

Eso sí, para acabar de completar la estancia en esta comarca, os aconsejamos que os alojéis en alguno de sus establecimientos y paséis un par o tres de días. De este modo, iréis más tranquilos para descubrir cada uno de sus rincones y conocer la magia que esconden. Podéis ver su variada oferta de alojamientos, donde encontraréis casas rurales, hoteles, hostales, campings … de las poblaciones del Pla de l’Estany.

Fotos: Harold Abella, Raquel Xargay y Archivo de imágenes PTCBG