Blanes, inicio de espectaculares rutas en bici por la Costa Brava

Si coger la bici es siempre un placer, hacerlo en un entorno natural como el de Blanes ayuda a que la experiencia sea aún más satisfactoria. Y es que más allá de una actividad deportiva el ciclismo es un factor de bienestar personal y calidad de vida, y la llegada de la primavera ha abierto de nuevo sus puertas a unos paisajes exuberantes y a una multitud de ciclistas que, como vosotros, saben aprovechar el extenso catálogo de carreteras secundarias y míticos puertos de montaña que ofrece la demarcación.

En este sentido, Blanes, que hace una clara apuesta por el turismo activo, ha diseñado varias rutas para diferentes niveles de preparación que tienen en común la diversión sobre la bici y la fusión con unos paisajes perfectos para disfrutar al máximo de este deporte.

Rutas en bici Costa Brava
Blanes tiene todos los elementos para ser inicio y final de vuestras mejores salidas cicloturistas

Rutas por carretera de Blanes a Llagostera pasando por Tossa de Mar (82km)

Una salida de pura Costa Brava, que con el buen tiempo recupera esa luz extraordinaria proveniente del Mediterráneo y que inunda de verdor las carreteras costeras. La salida comienza por la carretera que va de Blanes hasta Lloret de Mar, un recorrido de 9 kilómetros con calas y playas de lo más espectacular, que continúa hasta Tossa de Mar bordeando la línea de la costa. Un trazado muy rodador y que os permitirá llevar un ritmo muy cómodo.

Cicloturismo Costa Brava
La ruta de Blanes a Llagostera

De Tossa iréis hacia Llagostera, ya por el interior, donde podréis poner a prueba vuestra resistencia por una carretera ancha y en una leve ascensión continuada. Y en Llagostera, a recuperar fuerzas y media vuelta para iniciar el descenso que os volverá a situar hasta la carretera de la costa que os llevará de nuevo hasta Tossa de Mar, y de aquí hacia Blanes.

Siguiendo la estela de los ciclistas profesionales

El atractivo de la villa y su entorno natural no ha pasado desapercibido a los organizadores de diferentes pruebas de los calendarios internacionales, y Blanes ha acogido en varias ocasiones etapas de la Volta a Catalunya y de otras pruebas del calendario ciclista catalán, con la disputa de cronoescaladas y algunas carreras cicloturistas.

Cicloturismo Costa Brava y Garrotxa: Blanes – Sils – Sant Esteve de Llémena (154 km)

Si queréis poner a prueba vuestra resistencia esta ruta de larga distancia puede convertirse en todo un reto. Su circuito irregular, con muchas subidas y bajadas, promete cambios de ritmo y debéis estar muy en forma para poder completarlo con éxito.

La primera parada, saliendo de Blanes, es Sils. Siguiendo la carretera comarcal llegaréis a Anglès. A partir de aquí comienza el trayecto más duro y con una pendiente que os llevará directamente a Sant Esteve de Llémena, de donde salen infinidad de rutas de senderismo que podéis combinar con la bicicleta

De Sant Esteve a las Planes d’Hostoles, a los valles de Cogolls y de Hostoles, rodeadas de riscos de más de mil metros de altura, y el volcán Puig Rodó. Este valle forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Desde Les Planes, subiréis por una carretera con curvas en dirección a Santa Coloma de Farners y seguiréis pedaleando en llano hasta llegar de nuevo a Blanes.

Bicicleta rutas por carretera Costa Brava
Llegada a Blanes, con sus playas como telón de fondo

Desde Blanes hay también otras propuestas cicloturistas, como la salida hasta Taradell (137 km), muy agradable y de fácil rodaje, que se inicia con una carretera ancha y perfecta para pedalear sin prisa mientras disfrutáis del paisaje de la Selva.

Aquí encontraréis más rutas en bici para descubrir la Costa Brava y el Pirineu de Girona.

Fotos: Turisme de Blanes