Último tramo de la Ruta del Ter: de Girona a la Gola del Ter en bicicleta

¿Buscáis una ruta larga pero sencilla y fácil de hacer en bicicleta? Os proponemos el cuarto y último tramo de la Ruta del Ter: el que va de Girona a la Gola del Ter. Son 49 km de ruta que empiezan en la Devesa de Girona.

De Girona a Medinyà

¿Preparados, listos …? ¡Vamos! Deberéis dirigiros hacia la pasarela de Fontajau, y enseguida os encontraréis rodeados de chopos, álamos y sauces con algunos pies de acacias. Iréis siguiendo el paso del Ter y pasaréis por el lado del Hospital Trueta. A partir de ahí, tomaréis la Vía Verde que va de Girona a Sarrià de Ter y seguiréis por la Avenida de Francia hasta llegar al pabellón de deportes, donde iréis a la derecha y acabaréis cruzando el barrio viejo de Sarrià. También pasaréis por su paseo lleno de castaños de indias y álamos. Así, podréis conocer bien este pequeño municipio gerundense. Por la calle Mayor hay que tener cuidado y circular siempre por la derecha y detrás de la valla metálica de seguridad.

La sortida de l'últim tram de la Ruta del Ter és a Girona

Ahora deberéis atravesar la pasarela de la Garriga hacia el Congost; en este tramo encontraréis una pista de tierra que os hará pasar por un bosque sombrío que os regalará un paisaje más agrícola con una panorámica del Castillo de Sants Metges, justo en la cima de la montaña de Sant Julià de Ramis.

Pasaréis por encima del canal de agua varias veces, veréis un impresionante abrigo prehistórico del Cau de las Goges y sabréis que vais bien si pasáis por el lado del Mas Can Passols, siguiendo el trazado de la línea eléctrica. En esta zona deberéis atravesar un puente del río Ter, y desde ahí podréis disfrutar de una buena panorámica fluvial. Ahora, ¡toca ir hacia Medinyà!

Siguiendo el río Ter

Seguiréis por una pista de tierra donde veréis que Medinyà queda al otro lado de carretera. Vosotros deberéis circular por el camino paralelo a la AP7, hasta que llegue el momento en que dejéis atrás la autopista y os encontréis muy cerca del río, donde tendréis unas buenas vistas entre la vegetación de ribera. Pero atentos, que aquí encontraréis un cruce en forma de Y y deberéis tomar el camino de la izquierda. Estad alerta porque en este punto la señalización está hecha con pintura en un árbol que os quedará a la derecha del camino. A pocos metros, cruzaréis la Riera de la Farga y haciendo caso a las marcas de la Ruta del Ter, llegaréis a las puertas de Cervià de Ter.

El gironès a vista d'ocell

Entraréis a la población por el lado de torrente del Arner. Si os apetece podéis bajar un rato de la bicicleta para visitar el núcleo del pueblo y el monasterio de Santa María.

Paseo por el Empordà

¿Qué? Os gusta, ¿verdad? Pues toca continuar por la carretera, hasta encontrar un poste indicador con el nombre de Sant Jordi Desvalls, que será el próximo municipio por el que pasaréis. Durante este tramo deberéis estar atentos al tráfico, ya que pasan muchos camiones pesados. Seguid por el camino que marca Vecindario de Sobràniques, y al llegar a la pasarela que toma el mismo nombre, podéis elegir cualquiera de las dos direcciones, ya que ambas os llevarán allí mismo. Pero si optáis por la de la derecha, iréis por un camino que queda elevado sobre el río y tendréis un buen paisaje para fotografiar.

La Ruta del Ter és ideal per fer en bicicleta.

Llegaréis a un punto donde os sentiréis rodeados de campos de cultivo, aquí tendréis que subir camino arriba hasta encontraros en San Lorenzo de las Arenas, desde donde deberéis dirigiros a la carretera de los Masos.

Tomaréis un camino histórico, el llamado Camino de Romanos, que os llevará hasta la toma de Colomers. A continuación, pasaréis a orillas del pueblo de Foixà, seguidamente por Ultramort y después por Serra de Daró y Gualta hasta encontraros de nuevo con la Ruta de Ter en el puente de Torroella de Montgrí.

Os dirigiréis al pueblo de Jafre, donde podréis hacer parada y recorrer su pequeño núcleo con la iglesia parroquial de San Martín, las calles de la Fuente, del Ayuntamiento y la Plaza del Castillo. Una vez visitado y retomando la Ruta del Ter, llegaréis a la Isla d’Avall. Aquí encontraréis un cartel informativo de su fauna y flora. ¡Pero no pretendemos que os estéis mucho rato porque ya os está esperando vuestro próximo destino, Verges! Otro pueblo con mucho encanto con parada obligatoria. ¿Visto? Pues, volved a subir a la bicicleta y continuad por la Ruta del Ter hasta Canet de la Tallada.

Terminando la Ruta del Ter en bicicleta

Es importante que os vayáis fijando en las señalizaciones de la Ruta del Ter y los postes indicadores de los pueblos que vendrán. Desde Canet de Tallada podréis observar las espectaculares vistas del castillo y del macizo del Montgrí, así como de los pueblos de Torroella y de Ullà. Es una zona que cuenta con varios cruces, y por ello tendréis que estar atentos, porque justo en el primer cruce deberéis ir a mano izquierda, en el siguiente a mano derecha, y en el último (que tiene forma de cruz) os tocará seguir recto hasta girar a la izquierda, hacia la Presa de Torroella.

Un cop acabada la Ruta del Ter, podreu veure les Illes Medes.

Este último tramo es corto y muy plano, son 6 km que recorren el camino paralelo al río hasta llegar a la Gola del Ter. En los últimos metros, incluso, podréis ver las Islas Medas.

Recordad que siempre tenemos que salir preparados y con todo lo necesario para hacer una ruta larga en bicicleta, pero os queremos dejar el directorio de servicios para que podáis consultar los servicios con los que contaréis a lo largo del camino.

Con este episodio acabamos la propuesta de la Ruta del Ter (recuperad los otros tramos: de Vallter a Ripoll, de Ripoll a Manlleu y de Manlleu a Girona). Estamos convencidos de que disfrutaréis del sorprendente paisaje que nos regala el río a lo largo de su paso, y que no os dejarán indiferentes ninguna de las muchas poblaciones y paisajes que os hemos ido contando.

Fotos: Quim Güell, Jase Wilson, Consorci del Ter y archivo de imagenes PTCBG